INFIBULACIÓN: RIENDAS CORTAS PARA LAS MUJERES

Waris Dirie con Nina

Son costumbres ancestrales, que a pesar de no estar fomentadas por los cultos religiosos, incluso cuando se encuentran prohibidas por las leyes, continúan practicándose, y desde el punto de vista de los líderes comunitarios que eligen a las candidatas y establecen las fechas en habrán se someterse a una operación por la que pasaron sus madres y abuelas, constituyen un privilegio.

Como las niñas suelen ser muy pequeñas para entender lo que les aguarda, aquellas madres que se resisten ala ceremonia, deshonran a sus familias y pasan a ser consideradas feas, ineptas para el matrimonio. ¿Cómo cuestionar aquello que tantas mujeres han aceptado antes y consideran como su mayor orgullo?

Modelo Waris Dirie

A los cinco años, la futura modelo de alta costura Waris Dirie, nacida en Somalia, sufrió la ablación del clítoris, una mutilación sexual que es frecuente entre las niñas nacidas en veintiocho países africanos. A los trece años, su padre intentó casarla con un anciano, a cambio de cinco camellos (en otros países el precio de las mujeres es bastante menor: apenas un camello). Waris escapó hacia Europa y al crecer desarrolló una exitosa carrera en los EEUU, en el campo del modelaje. A los veintiocho años, después de haber denunciado en un libro la situación de la que había sido víctima, se convirtió en Embajadora de las Naciones Unidas que recorre el mundo haciendo campaña para erradicar esa práctica.

Más de una vez se ha comparado la circuncisión masculina, que de acuerdo a las leyes de Moisés practican judíos y musulmanes, con la infibulación femenina. Mientras la primera operación tiene poco riesgo para la salud de quienes la sufren y brinda algunas garantías respecto de la higiene sexual masculina, la segunda solo ofrece ventajas para otras personas que no son las mujeres que la sufren.

Miles de años antes de nuestra era, los antiguos egipcios ya realizaban la operación. En Somalia, Gambia, Etiopía, Senegal, Togo, Nigeria, Burkina Faso o Ghana, afecta a la mayoría de la población femenina. También se daba en Asia y en la América precolombina, con el objeto de mantener bajo control a las mujeres, impidiendo que disfruten las relaciones sexuales, obligándolas a mantenerse fieles a sus maridos. Los familiares no han dudado en someterlas a operaciones que tienen graves riesgos para su salud, resultan sumamente dolorosas y se realizan bajo condiciones de higiene nada confiables. Como consecuencia, una quinta parte de las mujeres queda incapacitada para tener hijos.

Manifestación contra infibulación

Durante la infibulación, que no puede ser observada por los hombres, ni tampoco por mujeres que no hayan pasado por lo mismo, se extirpa una parte de los genitales femeninos, para suturar los bordes del clítoris a continuación. Solo se deja libre un estrecho orificio, para que las víctimas orinen y dejen pasar el flujo menstrual.

El tormento se inflige durante la infancia, en ocasiones poco después de haber nacido, y de ella se encargan comadronas y curanderas. Las mujeres de la familia colaboran sujetando los brazos y piernas de quien sufre la mutilación sin anestesia ni grandes precauciones higiénicas. Muchas niñas mueren, como consecuencia de la pérdida de sangre y las infecciones. Los gritos y el llanto no están bien vistos. Se supone que anuncian mala suerte en la futura relación futura con el marido.

Luego, en el ansiado y temido momento del matrimonio, llega otra experiencia también dolorosa para la desposada, cuando las ligaduras se sueltan para facilitar la penetración sexual del marido. El coito suele ser doloroso para la mujer. Si por cualquier circunstancia el hombre tiene que apartarse de la esposa por un tiempo, el cosido de los genitales se repite.

La infibulación obliga a las mujeres a caminar dando pasos muy cortos (si corrieran o dieran zancadas, podrían descoserse) y los hombres consideran muy atractivos ese estilo de desplazamiento. En África, la posibilidad de que una mujer no haya sufrido esa mutilación, la expone a quedarse soltera, porque socialmente se prefiere para el matrimonio a aquellas que no es probable que pudieron ser infieles en el pasado o imaginen serlo en el futuro.

La infibulación es un tema demasiado privado, del que gracias al pudor y la ignorancia de sus consecuencias, no se hablaba hasta no hace mucho. En la actualidad, se calcula que hay 120 a 130 millones de mujeres que han experimentado la infibulación.

Anuncios

Acerca de oscar garaycochea

Dramaturgo, guionista de cine, libretista de TV, docente especializado en dramaturgia audiovisual, blogger empecinado en aprovechar lo que le queda de vida en comunicarse.
Esta entrada fue publicada en Mutilaciones infantiles y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a INFIBULACIÓN: RIENDAS CORTAS PARA LAS MUJERES

  1. Lisette dijo:

    Waris Dirie, ES UN MODELO A SEGUIR, LUCHO HASTA QUE ALCANZO SUS OBJETIVOS….. LA FELICITO POR TODO LO QUE LOGRO, …. LASTIMA QUE TODAVIA EXISTA PERSONAS QUE HAGAN LO DE LA INFIBULACION…………..

  2. mirta dijo:

    ES MUY DOLOROSO QUE TODAVIA SE SIGA CON ESTA PRACTICA ,CUANDO SE ESCUCHARA LA VOZ DE LA MUJER , CUANDO , SE TEMINARA, TANTO IMPOTENCIA , TANTO MACHISMO.

  3. Mayte Carbonell dijo:

    NO HAY CALIFICATIVOS PARA DESCRIBIR ESTA PRÁCTICA ABERRANTE. ES ESPANTOSO, REPUGNANTE, INDIGNANTE, HORROROSO, ESCALOFRIANTE.

    LA SOCIEDAD NO DEBERÍA PERMITIR QUE NINGÚN PAÍS DEL MUNDO SIGUIERA CON ESTAS PRÁCTICAS HUMILLANTES, FRUTO DE LA MENTE MACHISTA, PERVERSA Y DEGENERADA DE ALGUNOS HOMBRES, PARA EJERCER EL DOMINIO SOBRE LAS MUJERES.

    NO PODEMOS IGNORAR QUE ESTO SIGUE PASANDO A DIARIO, MIENTRAS EL MUNDO MIRA HACIA OTRO LADO.

    SOLO PODEMOS EXPRESAR EL MÁS ABSOLUTO RECHAZO Y DENUNCIARLO PÚBLICAMENTE. Y ESPERAR QUE DIOS HAGA JUSTICIA, PORQUE ES DE LA ÚNICA JUSTICIA QUE NO PODRÁN ESCAPAR IMPUNES. SUS CRÍMENES Y ABUSOS NO QUEDARÁN EN EL OLVIDO.

  4. laura dijo:

    es muy injusto lo que hacen algunas bestias habria que matarlos .

    • oscargaraycochea dijo:

      Laura:
      Tu indignación es fácil de compartir, pero no la consecuencia que derivas de ella. Si vas a matar a toda la gente que con toda razón te indigna, no solo tendrás que eliminar a millones de seres humanos que hacen lo que hacen convencidos de que se encuentran autorizados para ello por la moral, la religión y la opinión mayoritaria de la sociedad en la que crecieron, sino que te convertirás en alguien idéntico a ellos, personas intolerantes que se dejan guiar por sus ideas, en lugar de ponerse en el lugar del otro.
      Denunciar prácticas como la infibulación, que parecen muy distantes de nuestra cultura, o el maltrato de las mujeres al que estamos acostumbrados a ver todos los días, puede ser más efectivo que promover la agresión física contra los responsables de cada infibulación (entre ellos, también las madres que la permiten).
      Lo bueno de tu indignación es que te impulse a investigar los mecanismos de discriminación que sufren tanto las mujeres como los hombres.
      O.G.

    • Tiene razón la persona que repliaca a la otra que dice “habría que matarlos”. Los arqumentos que le da son bastante sensatos.

  5. Maria dijo:

    Es un acto criminal, fruto de la gran ignorancia en que viven.

  6. LAM dijo:

    En http://www.ver-pelis.net pueden ver la película Flor del Desierto, que es la historia de Waris, es una dura pero bella historia que al conocerla, no queda mas que admirar a esta bella mujer.

  7. Yo tengo esta película (“FLOR DEL DESIERTO”) La encargué por Amnistia
    Internacional. . Vale la pena verla. Es una película de denuncia. Bueno , es la vida de Waris Dirie. Quien ha leido el libro, si ve la película, pues , es parecida al libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s