NIÑOS EN LA PANTALLA, GOLPES BAJOS Y PLACERES CULPABLES

Our Gang

Repas de Bébé, uno de los primeros 10 filmes de los hermanos Louis y Auguste Lumiére, producidos y exhibidos en los últimos meses de 1895, muestra a un padre y una madre alimentando a un bebé. Es una imagen enternecedora, al estilo de las pinturas y fotografías victorianas, que idealizan la vida familiar. Anuncia una interminable serie de filmes que utilizan a los niños (poco importa si ellos hacen algo admirable o no, con tal que sean bonitos) para embelezar a la audiencia. ¿Quién puede resistir la imagen en movimiento de un niño? Ellos sonríen, gatean, lloran, dan sus primeros pasos, se ensucian, son limpiados y no hace falta mucho más para justificar la exhibición del filme donde aparecen.

A los padres que no tienen de qué avergonzarse, les encanta compartir las imágenes de sus hijos. Pagan para que los fotografíen, como antes pagaban para que los pintaran. Llevan sus fotografías en la cartera. Llenan sus casas de retratos infantiles que no tardan en desactualizarse y ya no se sabe muy bien a quién pertenecen. Cuando se convoca un casting para hacer la publicidad de un pañal o un alimento para niños, los adultos acuden en hordas, confiando recuperar con el trabajo remunerado de sus niños, el capital que invirtieron al traerlos al mundo.

En 1921 Charles Chaplin eligió a Jackie Coogan, un niño de siete años a quien había descubierto en un teatro de variedades bailando el shimmy, para actuar en el filme The Kid, como su coprotagonista. La repercusión de su trabajo fue inmensa. Inmediatamente Coogan participó en una adaptación cinematográfica de Oliver Twist. Su figura quedó relacionada con una serie de mercancías, tales como golosinas, juguetes, silbatos, papelería (una situación que ocurría por primera vez en los medios masivos). Los empresarios organizaron giras internacionales y fue presentado a las grandes personalidades de la época. Al crecer, todo eso quedó en el pasado. Era un actor secundario, menos atractivo que la mayoría de los que intentaban destacarse en Hollywood. Maduro, calvo y gordo, apareció como el feo tío Lucas de la serie televisiva The Adams Family.

Entre los imitadores de Coogan estuvo Scotty Beckett, actor infantil de la serie Our Gang. Ganó cerca de cuatro millones de dólares, cantidad que fue dilapidada por su madre y el padrastro, a quienes años más tarde procedió a demandar ante la justicia.

El productor de comedias cinematográficas Hal Roach lanzó Our Gang (llamada previamente Little Rascals) una serie de 220 cortometrajes protagonizados por niños estereotipados: el gordo, el pecoso, el negro, el asiático, las niñas rubias y lloronas, etc., que a pesar de sus diferencias convivían sin mayores conflictos en un vecindario suburbano. Gracias al recambio de actores infantiles, la serie se continuó produciendo hasta 1944. A mediados de los ´50, Roach relanzó los cortos sonoros por la televisión, un medio en el que continuaron exhibiéndose por las tres décadas que siguieron.

En 1922 Frances Gumm nació en el mundo del espectáculo teatral donde participaban sus padres. A los tres años formaba un trío con sus hermanas, conocido como The Gumm Sister Kiddie Act. Al llegar la adolescencia, el trío se disolvió, Frances pasó a llamarse Judy Garland y comenzó una carrera de solista en Hollywood. En 1935 consiguió su primer contrato con la empresa Metro-Goldwin-Mayer. En 1938, a los dieciséis años, le asignaron el rol protagónico de Dorothy en El Mago de Oz, a pesar de que el estudio la consideraba fea (sufría de una ligera escoliosis). El médico del estudio la alentó a ella (como a tantos otros actores contratados) a consumir anfetaminas y somníferos para sobrellevar las difíciles condiciones de trabajo que debían sobrellevar. Para Garland, ese consumo se volvió adictivo y terminó por arruinar su vida profesional y privada, causándole la muerte.

Shirley Temple

Shirley Temple comenzó a trabajar en el cine en 1931 a los tres años, protagonizando cortos sonoros donde se parodiaban situaciones de adultos. Cuando parodia a Mae West, la situación resulta perturbadora para la sensibilidad actual: es una niña simulando a la perfección el personaje de una prostituta. En 1933 los padres de Temple firmaron un contrato con la 20th Century Fox, productora en la que permaneció hasta 1940, protagonizando docenas de películas. Durante cuatro años fue la figura que produjo mayores ganancias para la industria de Hollywood. Alrededor de ella nació una serie de mercancías: publicaciones, alimentos, muñecas, ropas, accesorios, discos. Al llegar a la adolescencia, la fascinación que ejercía sobre su audiencia desapareció. Temple se apartó del cine antes de cumplir veinte años. Perdido el encanto de su niñez, convertida en madre de familia, se dedicó a la televisión, como conductora de series infantiles y posteriormente a la diplomacia. La era de los niños exhibidos para hacer reír o llorar a la gente, se acercaban a su fin.

En el cine norteamericano, cuando se quiebra la imagen idealizada que se había impuesto desde los años `20, los niños pueden ser mostrados como víctimas del abandono parental y delincuentes potenciales, que se instalan en el centro de Boys Town (1938) de Norman Taurog o en Going my Way (1944) de Leo McCarey, personajes rescatados por la decisión de un par de sacerdotes católicos, idealistas que obligan a la sociedad a reconocer sus contradicciones y corregirlas parcialmente.

Los niños en el cine europeo cumplían otros roles, más conflictivos. Podían ser los vagabundos rehabilitados por la burocracia soviética de Putyovka v zhizn (El Camino de la Vida, 1931) de Nikolai Ekk o el testigo de la separación de los padres que rechaza vivir con su madre en I Bambini ci guardano de Vittorio de Sica; o los huérfanos de guerra en busca de un lugar para crecer en paz, de Valahol Europaban (En cualquier lugar de Europa, 1947) de Géza Radvanyi.

Durante los años `60, los intentos de Hollywood para utilizar a los niños, incluyó el reciclaje de esquemas que habían demostrado su eficacia en el pasado. Estaba, por ejemplo, la pareja formada por un padre y una hija tramposos, que interpretaron Ryan y Tatum O´Neal en Paper Moon, siguiendo el modelo de The Kid de Chaplin, o la nueva versión de The Champion, donde el hijo de un boxeador en decadencia no puede evitar su muerte. El sentimentalismo heredado de la literatura del siglo XIX había dejado de ser el recurso infalible para seducir a la audiencia masiva.

Jodie Foster: Taxi Driver

Hacia fines de los años `70, Jodie Foster, de 12 años, interpreta a una prostituta explotada en las calles de New York, por un hombre a quien un sicópata veterano de la guerra de Vietnam asesina, en las escenas finales de Taxi Driver. Durante la adolescencia, Foster abandonó la actuación, estudió Literatura y descubrió que no le sería tan fácil desprenderse de la imagen dejada por el personaje de la película, cuando un admirador obsesivo intentó asesinar al presidente Ronald Reagan para demostrarle su amor.

Brooke Shields: Pretty Baby

El personaje de Broke Shields en el filme Pretty Baby es la hija de una prostituta, que crece en un burdel de comienzos del siglo XIX, en New Orleáns, cuya virginidad es subastada en el curso de una fiesta. Según cuenta la actriz cuarto de siglo más tarde, su madre la vigilaba tan de cerca durante la adolescencia, mientras hacía películas eróticas y posaba como modelo de fotos publicitarias en las que aparecía declarando que no había nada entre sus jeans y ella, que no tenía acceso la prensa y dificultaba cualquier posibilidad de hacer amistades del otro sexo.

Acerca de oscar garaycochea

Dramaturgo, guionista de cine, libretista de TV, docente especializado en dramaturgia audiovisual, blogger empecinado en aprovechar lo que le queda de vida en comunicarse.
Esta entrada fue publicada en Explotación infantil, Handicap infantil y superación, Niños en los medios audiovisuales, Talentos infantiles y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s