JÓVENES HEREDEROS

Suri Cruise y Tom Cruise

Suri Cruise y Tom Cruise

Suri, hija de los actores Tom Cruise y Katie Holmes, es fotografiada luciendo zapatos de tacón hechos a medida a pesar de sus tres años. A la misma edad, Madoxx, hijo de otra pareja de actores formada por Angelina Jolie y Brad Pitt, se decolora el pelo. En la actualidad, la llamada prensa del corazón se alimenta de las aventuras triviales, de jóvenes afortunados y dispendiosos, que no han hecho nada para obtener la envidiable situación que ostentan. Solo tuvieron la suerte de nacer donde sobraban los recursos que ellos iban a recibir sin el menor esfuerzo de su parte.

Los medios suelen dedicarles mucho espacio a estas figuras que los espectadores de la televisión y los consumidores de revistas admiran (en otros casos desprecian, sobre todo cuando crecen y no hacen nada productivo) pero de todos modos siguen con interés. Hay una situación dual de la modernidad respecto de personajes que parecen destinados a revivir los antiguos cuentos de hadas.

Por un lado, los ideales de la Revolución Francesa que fueron aceptados universalmente, proponen la igualdad entre todos los seres humanos. Por el otro, sobran las evidencias de que la desigualdad es efectiva, no pocas veces escandalosa, debería ser indignante, y sin embargo se revela como un espectáculo fascinante para una mayoría desprovista de privilegios.

Juliana de Holanda y compañeras de estudio.

Juliana de Holanda y compañeras de estudio.

Aunque pueda aceptarse que los adultos se hayan ganado con su esfuerzo gran parte de su patrimonio, ¿cómo entender que los niños disfruten algo parecido? Guillermina de Holanda comenzó su reinado a los cuatro años, en 1890, tras la muerte de Guillermo II, su padre, que había contraído un segundo matrimonio con una mujer cuarenta años más joven,  tras haber visto la desaparición de dos de sus hijos varones y la soltería del tercero. Todos ellos habían nacido del primer matrimonio de Guillermo. Había que engendrar otro heredero de la corona, a pesar de la avanzada edad del rey, y ese heredero fue una mujer, por lo que hubo de alterar las leyes de sucesión vigentes desde el Medioevo, para que ella reinara.

Emma, la madre de Guillermina, fue la Regente que la secundó (y controló) hasta que ella fue mayor de edad. Guillermina se casó en 1901, porque debía darle continuidad a la Casa Real, con un príncipe que cumplía funciones decorativas y se responsabilizaba de suministrarle descendencia. Esa no fue tarea sencilla, dados los abortos que sufrió la reina durante los primeros ocho años del matrimonio y el escaso afecto que unía a la pareja. En 1909, el nacimiento de Juliana calmó las tensiones.

A comienzos del siglo XX, Juliana, hija de Guillermina y futura reina, fue educada por instructores privados, en el interior de los palacios reales, con otras niñas de su mismo círculo social (apenas media docena). No hubo mucho apuro en buscarle pareja. La Segunda Guerra Mundial estalló poco después. Los Países Bajos fueron ocupados por Alemania. Juliana y su marido se refugiaron en Canadá. Las hijas de la pareja fueron educadas en una escuela pública canadiense.

Por eso no es de extrañar que la hija mayor de Guillermo de Holanda y Máxima Zorraguieta estudie en una escuela pública en la actualidad. Si nada se interpone, será reina de los Países Bajos, heredará la inmensa fortuna que forjó su antecesora Juliana, al convertir a la Casa Real en principal accionista de una empresa petrolera multinacional. La escuela pública es el sitio donde los herederos de las coronas de Dinamarca, Bélgica y Noruega. Se trata probablemente de un gesto modernizador de los privilegiados. Aunque sigan siendo diferentes y les esté reservado un rol destacado en la conducción de sus países, no se les permite ostentar demasiado ese privilegio.

En 2010, Aiko, de ocho años, hija única del Príncipe heredero de Japón, se negó a concurrir a la escuela, por dolores de estómago. Los médicos no descubrieron nada, porque la verdadera razón de la resistencia era otra: sus compañeras de curso la sometían a bullying. El poder no es siempre bien visto.

Hijos de Michael Jackson

Hijos de Michael Jackson

Prince, Paris y Blanket, los tres hijos de Michael Jackson, en cambio, fueron educados por preceptores particulares, sin salir de la mansión que les dejó su padre y solo al llegar a la adolescencia decidieron si querían asistir o no a escuelas privadas. Cuando el abogado que administra sus bienes informa a la prensa que son niños normales, ¿qué visión del mundo pueden tener aquellos que en sus primeros años se encuentran marginados de otros contactos que no sean sus parientes y sirvientes?

Hay quienes nacen en cuna de oro, en el centro de sólidas redes de poder que les prometen por ese solo hecho, que recibirán un trato impensable para la mayoría. No han hecho nada para merecerlo. En realidad, no importa cuánto hagan para demostrar que no lo merecen o si prefieren librarse de los privilegios, porque de todos modos se encuentran condenados a disfrutarlos. Incluso antes de nacer, les han sido reservadas posiciones que se encuentran destinadas a ellos. En la serie de la televisión inglesa Downton Abbey se ilustra ese universo inamovible y sin embargo frágil, porque los títulos honoríficos, como las propiedades que se encuentran conectadas con ellos, dependen de la existencia o no de simples seres humanos que los detenten. Tradicionalmente la nobleza entraba en esa categoría. La metáfora de la sangre azul que debería diferenciarlos de aquellos que no pertenecen a su clase, indica la arbitrariedad de todo el sistema.

En un país socialista, ámbito que podría suponerse tan adverso a los privilegios dinásticos, los herederos reaparecen con el mismo impudor que en el Medioevo. Kim Jong-il, hijo del líder coreano Kim Il-Sung, debía heredar el poder de su padre. De acuerdo a su biografía oficial, señales tan prodigiosas como el vuelo de una golondrina, el despliegue de un doble arco iris y la aparición de una nueva estrella en el cielo nocturno, indicaban que su destino era gobernar a su país. Cuando se produjo la muerte de su padre en 1994, Kim Jong-il lo sucedió, tal como su hijo Kim Jong-un habría sucederlo a él en 2011. Que todo eso ocurriera en un régimen comunista, no parece cambiar demasiado la mecánica de sucesión.

Entre los varios hijos de Kim-Jong-il, no todos se encontraban en condiciones de heredar el poder. El mayor de ellos fue descubierto con documentación falsa, que acreditaba su nacionalidad dominicana, en el aeropuerto Narita de Tokio, cuando planeaba visitar la franquicia japonesa de Disneyland. Esto bastó para demostrar que no estaba en condiciones de sustituir a su padre y obligarlo a vivir en el exilio.

Jean-Claude Duvalier llegó a la presidencia vitalicia de Haití, en 1971, cuando apenas había cumplido 19 años, tras la muerte de François Duvalier, su padre, presidente y dictador del país durante 14 años. La sucesión política se maneja en estos casos de acuerdo al modelo de la transmisión de un patrimonio familiar. Poco importa que el sucesor se encuentre preparado o no para asumir las funciones que hereda. Menos aún, que se corresponda o no con la voluntad del pueblo.

Barbara Hutton.

Barbara Hutton.

En un régimen republicano, la realeza no existe nominalmente, a pesar lo cual suele ser sustituida por los adinerados. La norteamericana Barbara Hutton nació a comienzos del siglo XX en una familia que había reunido una enorme fortuna gracias a una tienda por departamentos. Sus padres no se entendían, la madre se mató cuando Barbara tenía cinco años, al descubrir que su marido la había reemplazado por otra, y si bien eso la dejó en posesión de cientos de millones de dólares, forjó también la imagen de poor rich girl (pobre niña rica) que la acompañó hasta la muerte. Era fea, tímida y estaba segura de que la gente, incluyendo sucesivos maridos, solo se acercaba a ella para despojarla de su capital.

Acerca de oscar garaycochea

Dramaturgo, guionista de cine, libretista de TV, docente especializado en dramaturgia audiovisual, blogger empecinado en aprovechar lo que le queda de vida en comunicarse.
Esta entrada fue publicada en Niños en la Historia, Niños privilegiados y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s