NIÑOS DE FAMILIAS ENSAMBLADAS

Representación infantil de una familia

Representación infantil de una familia

Los seres humanos adultos ejercen su derecho incuestionable a formar parejas. No es un acto carente de efectos para ellos y su descendencia. El nacimiento de los hijos otorga mayor responsabilidad a una decisión que sin embargo puede estar viciada desde su origen o que la experiencia de la vida en común puede haber demostrado errónea. ¿Qué hacer entonces? No son muchos quienes cuestionan el derecho a rectificar la situación de las parejas mal avenidas. Queda sin embargo sin resolver la suerte de los hijos que nacieron y crecen en ese ambiente inadecuado.

Aun cuando en un principio cada miembro de la desunida pareja había deseado vengativamente impedirle a su retoño cualquier relación con el otro, ahora el progenitor nuevamente desposado buscaba más bien desembarazarse de él; es decir, dejarlo tanto como fuera posible (…) a cargo del adversario. (…) El desdichado infante se había encontrado, así (…) rebotando de raqueta a raqueta cual pelota de tenis. (Henry James: Prólogo a Lo que Maisie sabía)

Joven Herny Hames y su padre, 1854

Joven Herny Hames y su padre, 1854

En 1897, Henry James publicó What Maisie Know, una novela por entregas que no goza de la misma fama que otras obras suyas (Edmund Wilson la admiraba, mientras Vladimir Nabokov la detestó). Maisie, una niña de clase alta, asiste como espectadora sin voz al divorcio de sus padres, el establecimiento de nuevas parejas que tampoco gozan de estabilidad y el paulatino abandono de parte de quienes la engendraron. La modernidad (ya entonces) conduce fatalmente a la disolución de las parejas, entre otros motivos por otorgar a las mujeres el mismo derecho a ser egoístas que la cultura patriarcal reservaba para los hombres, y somete a los hijos a una maduración acelerada, que suele ser dolorosa para ellos y no le preocupa a nadie.

Más de un siglo más tarde, muchas parejas deciden no legalizar su relación, a pesar de los años que han pasado juntos y los hijos que trajeron al mundo. Figuras del ámbito del espectáculo como Brad Pitt y Angelina Jolie bromean frente a la prensa sobre la posibilidad de casarse, después de haber sido padres de varios niños y haber adoptado otros en distintas partes del planeta. La discriminación tradicional que recaía sobre los niños nacidos fuera del matrimonio se ha ido atenuando en muchos lugares (una situación que solo cabe celebrar) y por lo tanto la presión social que conducía al matrimonio civil o religioso y dificultaba la separación de las parejas mal avenidas, se ha debilitado al punto que el matrimonio pasa a ser visto como una opción capaz de ser postergada indefinidamente. Los hijos de las parejas no casadas pueden ser reconocidos o no, sin que las leyes los marginen. Ellos tienen los mismos derechos que los hijos de las parejas casadas, pero de todos modos crecen en un ambiente inestable: los padres se separan con facilidad y vuelven a entablar relaciones con otras personas, que les dan hijos que se suman a quienes provienen de relaciones previas.

Yours, Mines and Ours

Yours, Mines and Ours

Un filme de Hollywood de fines de años `60 se titulaba Mines, Yours and Ours (Los míos, los tuyos y los nuestros). Dos maduros padres viudos formaban una pareja a la que aportaban cada uno varios hijos (ocho ella y diez él). Todos eran felices, a pesar de las dificultades planteadas por la cantidad de miembros del nuevo grupo que se volvía necesario alojar y alimentar. En esta visión amable de un tema conflictivo que se ha vuelto cada vez más frecuente, todo es cosa de organizarse y no por nada el padre es un marino acostumbrado a ejercer el mando.

Ensamblar familias supone generosidad y apertura. Porque no se trata solo del amor pasional entre un hombre y una mujer con el consecuente deseo de estar juntos. Cuando (…) tenemos hijos, planear el futuro en común incluye múltiples variables, tantas como individuos hagan parte de esa decisión tomada solo por la pareja enamorada y sin el consentimiento de los niños. (Laura Gutman: Upa)

En los cuentos de hadas, Cenicienta vive en una familia ensamblada. Su padre se ha vuelto a casar con una mujer también viuda, que aporta dos hermanastras crueles. Entre las tres mujeres humillan a la protagonista, la reducen a la condición de sirvienta, mientras el hombre permanece ausente, al parecer ignorante del dolor que sufre la jovencita. La visión de las familias ensambladas que tradicionalmente reciben los niños a través de las historias que les cuentan los adultos, dista de ser amable. Rota la consanguinidad, solo cabe esperar sufrimiento.

Cuando la familia nuclear se quiebra por la muerte de la madre, como sucede en Blanca Nieves, Hansel y Gretel, Hermanito y Hermanita, Amadísimo Roland o Piel de Asno, lo que sobreviene es siempre penoso para los niños que andan cerca. Los nuevos lazos que entablan los adultos, derivan en maltrato y persecución, con frecuencia amenazas de muerte para los más jóvenes. La familia ensamblada no protege a todos sus integrantes por igual. Privilegia a unos, mientras margina a otros. Que este sea un tema incorporado a tantos cuentos de hadas, indica la existencia de un conflicto más antiguo de lo que se piensa.

Angelina Jolie, Brad Pitt e hijos

Angelina Jolie, Brad Pitt e hijos

En la actualidad se habla de familias ensambladas al referirse a grupos heterogéneos en los que el padre y la madre aportan hijos que ellos han generado en el interior de esa pareja o en anteriores parejas. No es demasiado raro que bajo el mismo techo convivan personas provenientes de familias que hasta poco antes no estaban conectadas y por lo tanto cuesta coordinar.

Las representaciones de madre/padre/hijo fraguadas al calor de la representación social de familia nuclear, son puestas en crisis, en desorden, por estas configuraciones familiares en las que la familia no se define por la convivencia, ni tampoco por los vínculos de sangre; se cuestiona un orden consensuado, referido a la pareja misma. La matriz ordenadora se muestra ineficaz para significar nuevos modos de vida familiar, nuevas prácticas que, al carecer de parámetros legitimados para ser pensadas, son generadoras de malestar. (Manuel Bermúdez Tapia: Los problemas (superables) de las familias ensambladas (o extendidas))

¿Cómo se vive desde la perspectiva de los hijos, el duelo por la separación de los padres, que ellos hubieran preferido mantener unidos (pueden llegar a creerse responsables de lo que les ha sucedido)? No es raro que los adultos utilicen a los hijos para hostigar o espiar a quienes consideran sus peores enemigos. ¿Cómo se adaptan los hijos a la llegada de las nuevas parejas de sus padres, que suelen traer el resto de sus familias a la nueva relación? La vecindad con extraños es propicia para exponer a los niños a situaciones eróticas dañinas para su integridad física y mental. ¿Cómo se relacionan ellos con los nuevos hermanos, que de hecho no lo son? ¿Cuánto duran los nuevos vínculos que se apresuran a establecer los adultos?

Los desajustes emocionales que introducen la muerte de un miembro de la pareja o el divorcio pueden ser inesperados y rápidos para los adultos. Los ajustes que deben hacer los niños, en cambio, requieren bastante tiempo. Para los adultos, haber fracasado una vez en el proyecto de establecer una pareja, no asegura que aprendan la lección y puedan recomenzar su vida en mejor situación que antes. Para los niños, el reacomodo más difícil de encarar, porque las relaciones de una familia nueva se superponen a la nueva y ambas deben coexistir con su compleja red de afectos y compromisos.

Hay adultos que no aprenden mucho de la experiencia. La reflexión y el buen sentido no suelen ser la norma en asuntos tales como la atracción sexual de los seres humanos. La inestabilidad se ha vuelto un componente frecuente de las relaciones personales y la sociedad ha terminado por aceptarla como aquello que cabe esperar. De algún modo, la renuncia a las expectativas de permanencia de las parejas, ha llegado a ser vista como un síntoma de la modernidad, aunque también denuncie la incapacidad para negociar conflictos y demorar la formación de una pareja hasta que se esté seguro de la decisión que se ha tomado.

Ser hijo es hoy probablemente una tarea más difícil que en el pasado, cuando los roles parentales no variaban demasiado, por monótonos y opresivos que fueran. De la obligación de enfrentar a los mismos adultos, unos auxiliares y otros adversarios, para definir su propio camino, los niños de la actualidad han pasado a la necesidad de adaptarse a las situaciones volátiles, por imprevisibles que plantean los adultos que por falta de maduración personal no terminan de asumir los roles tradicionales, que desisten de hacerlo ante el primer contratiempo o que los ven como un simple estorbo, del que desean liberarse de cualquier modo. Los niños son testigos privilegiados de las crisis de pareja de los adultos y también los aprendices de un estilo de vida que los tiene a ellos como sus víctimas.

Los niños registran muchas más impresiones que palabras tienen para traducirlas; su visión es en todo momento mucho más rica, incluso su apreciación es constantemente más potente que el vocabulario que espontáneamente emplean o que siquiera trabajosamente podrían manejar. (Henry James: Prólogo a Lo que Maisie sabía)

Anuncios

Acerca de oscar garaycochea

Dramaturgo, guionista de cine, libretista de TV, docente especializado en dramaturgia audiovisual, blogger empecinado en aprovechar lo que le queda de vida en comunicarse.
Esta entrada fue publicada en Educación infantil, Handicap infantil y superación, Modelos de comportamiento infantil, Niños abandonados, Padres desaprensivos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s