¿SER ACEPTADO O MARGINADO? HORIZONTES DEL BULLYING

Mahatma Gandhi

Mahatma Gandhi

Primero te ignoran, luego se ríen de ti, luego luchan contigo, luego ganas tú. Mahatma Gandhi)

Ser popular y tener muchos amigos, es una de las aspiraciones más frecuentes manifestadas por los niños y adolescentes. ¿Qué sacrificios no están dispuestos a hacer para conseguirlo? Adoptan las ropas, el vocabulario, la gestualidad que identifican al grupo que admiran. Se incorporan a clubes de fans de artistas populares y barras deportivas. Llegan a organizar estrafalarias tribus urbanas. No dudan en aceptar los gustos y prejuicios de quienes toman como sus modelos, por extraños e insalubres que sean (lo demuestran las víctimas de anorexia). Hay que pertenecer a un grupo donde todos se presentan como iguales y se diferencian de la despreciable mayoría. Los jóvenes suponen que es fundamental para ellos ser reconocidos como esto o aquello, y confían conquistar un lugar propio entre aquellos a quienes consideran sus pares.

Mariana Rondón: Pelo Malo

Mariana Rondón: Pelo Malo

En otra categoría se encuentran aquellos que se han vuelto populares por las razones inadecuadas para ellos. El pelo malo que da título a un filme venezolano de Mariana Rondón, expone el temor que se siente en las naciones del Caribe por el cabello ensortijado, marca genética de ancestros africanos. Nadie se resigna a tenerlo de ese modo, como demuestran los incontables esfuerzos que se dedican a alisarlo por un rato (plancharlo, según se dice en Venezuela).
Todos parecen detestar un rasgo como ese, desconectándolo de cualquier referencia racista y se resistirían a darle tal connotación. Si aquellos que nacieron con el pelo rizado no son apartados como ciudadanos de segunda clase, los ingentes esfuerzos cosméticos que dedican a borrar el estigma, revela que ellos mismos lo consideran un rasgo altamente indeseable, que los expone a burlas que prefieren eludir.
Cuando las garantías de igualdad se debilitan o desaparecen, como sucede en ciertas áreas que por pereza se suponen solidarias (la familia, la escuela, el deporte, los grupos de amigos) la marginación explota. Aquellos que no pueden evitar la exhibición de su diferencia, quedan expuestos a todo tipo de discriminaciones. A veces, no se les habla y cuando se les nombra, es con apelativos tan desagradables que preferirían pasar desapercibidos.

Bullying escolar

Bullying escolar

Los agresores reconocen pronto a las víctimas, entre aquellos que no podrán defenderse. Pueden ser extranjeros o tener algún hándicap físico, pueden pertenecer a una minoría étnica o sexual, pueden tener un coeficiente intelectual inferior o superior al promedio. Se los identifica para evitar que se mezclen con los miembros de grupo agresor y logren establecer alianzas, con el objeto de victimizarlos reiteradamente, aprovechando la desventaja en la que se encuentran, evitando el diálogo y cualquier posibilidad de contaminación.

Tom Brown´s Scholldays

Tom Brown´s Schooldays

A ellos nunca se les permitiría incorporarse al grupo autodesignado como receptor de ayudas y privilegios. Flashman, el matón adolescente de la novela del siglo XIX, Los días escolares de Tom Brown, llega al dormitorio donde se encuentran Tom y su amigo East, para mantearlos y hacerles pasar un mal rato, pero sin llegar a causarles daño. Para la sensibilidad de la época, es un evento pintoresco. Ha pasado siempre, las víctima del presente se convierten inevitablemente en los agresores del futuro, en una cadena que no deja víctimas, pero que se perpetúa sin mayores cambios (¿no es eso ya una amenaza que debería alertar a los observadores?).

Durante dos años, Johnny, un chico de 13 años, fue un juguete para algunos de sus compañeros de clases. Los jóvenes lo perseguían por dinero, era obligado a tragarse hierbajos y a beber leche mezclada con detergente, lo golpeaban, le pegaban dentro de los baños y le ponían una cuerda al cuello, para pasearlo como una mascota. Cuando los torturadores fueron interrogados sobre estos maltratos, dijeron que lo perseguían solo porque era divertido. (Dan Olweus: Bullying at school: What we know and what we can do)

Bullying escolar

Bullying escolar

El bullying no apareció con la modernidad, pero es hoy cuando alcanza una visibilidad alarmante, que por un lado aumenta las posibilidades de que sea imitado por niños que antes eran contenidos por el temor a las repercusiones, y ahora lo ven como una forma habitual y hasta entretenida de obtener reconocimiento en el grupo de pares. Ser agresivo para los más jóvenes es ganar liderazgo, popularidad, inmunidad. Es entrenarse en un tipo de relación social que puede aplicarse más tarde, a lo largo de toda la vida adulta, en la familia, el trabajo, la política.
Ser designado como víctima del bullying puede ser el comienzo de una vida infame, de la que a pesar de sus pocos años, en plena infancia, aquellos que la han sufrido prefieren huir de una vez por todas, por ejemplo, matándose. En México, el suicidio figura entre las primeras diez causas de muerte de niños entre 5 a 14 años. Un estudio de la Universidad de Coahuila detectó 67 suicidios de niños relacionados con el acoso escolar durante el año 2013 y 250 intentos fallidos. A esto deben sumarse las autoagresiones mediante cortes (cutting). En la primera década del siglo XXI, se estima que los suicidios infantiles habrían aumentado en más del 40%.

Muchos niños deciden quitarse la vida sin realmente desear morir. Lo que quieren es la solución a un problema. Usan expresión “me quiero morir” como una manera de decir “quiero desaparecer mientras el problema se resuelve”. Si el chico entiende el concepto de irreversibilidad, piensa que puede morir y luego volver a vivir, como los superhéroes. (Roque Quintanilla)

niño deprimidoEn Perú, se atribuyen las muertes de niños a fracasos escolares. Bastaría la confirmación de que se va a reprobar el año escolar, para que algunos decidan quitarse la vida. ¿Temor a la reacción de la familia? ¿Temor a la burla de los compañeros de estudio?
En Japón, un país cuya cultura no tiene los tabúes habituales de Occidente sobre el suicidio y se lo considera una manera digna de fracasar, se descubren aumentos nada tranquilizadores en la tasa de muertes infantiles autoinfligidas. ¿Acaso el estrés de la vida cotidiana se ha vuelto intolerable para una gran porcentaje de jóvenes? ¿Qué inaceptables proyectos de vida se les están ofreciendo? ¿Por qué han optado por darse tan pronto por vencidos?
Rusia ostenta en la actualidad el primer puesto en el ranking de los suicidios juveniles europeos. Se ha calculado un promedio de 20 suicidios cada 100.000 adolescentes. Lo más alarmante, es que por cada muerte habría unos 200 intentos fallidos. En Hong Kong, el suicidio es la segunda causa de muerte de niños y adolescentes. ¿Qué circunstancias horribles del hogar o la escuela, los empujan a tomar una decisión como esa? Aquellos que observan preocupados las agresiones infantiles, tratan de hallar medidas que las detecten y detengan a tiempo.

El problema se presenta en una cronología que va desde primaria hasta la universidad, solo que cambia de nombre. El bullying se visualiza mucho en los contextos educativos de primaria; en la secundaria y en la universidad se le puede llamar violencia en pareja y mobbing en el escenario del trabajo, pero el problema se presenta de la misma manera; de hecho, se acentúa, porque se da de una manera más agresiva y directa. (Jesús Acevedo Guzmán)

Dan Olweus

Dan Olweus

El psicólogo noruego Dan Olweus comenzó a analizar el tema de la violencia entre pares en los años `70, tras el suicidio de tres niños en edad escolar que alcanzó notoriedad en su país. En Gran Bretaña se inauguró una línea de consulta telefónica hacia el final de los años `80. Desde entonces, las investigaciones sobre el bullying se han multiplicado en Canadá, los EEUU, Holanda, España, Japón y Latinoamérica. Es difícil encontrar un país desde donde no lleguen datos inquietantes. Cuando se niega su existencia, lo más probable es que no se quiera verlo.
La imagen de la infancia como una época feliz de simplicidad, inocencia, desinterés y juego, se deteriora fácilmente, apenas se observa a niños que aprenden muy pronto a discriminarse, cuando se reúnen y establecen liderazgos y subordinaciones, tanto en la escuela como fuera de ella. Se trata de situaciones que ocurren muy cerca de los padres y docentes, pero habitualmente a sus espaldas. Durante los juegos y otras actividades que se anuncian triviales, puede ejercerse presión y aislar a algunos de ellos, que incurrieron en la falta de no aceptar las decisiones colectivas, o que tienen alguna falla física o psicológica difícil de ocultar.

Bullying de adolescentes

Bullying de adolescentes

El bullying puede verse como un juego de estrategia, en el que los agresores exploran opciones de actividad social que probablemente utilizarán el resto de sus vidas. Se trata de hacer que los agredidos se sientan mal, al punto de alejarse para siempre del territorio que ocupan los agresores. Cuando son niños, intentan empujarlos a una escena de llanto en público (demostración de su debilidad que les impedirá recuperar una buena imagen en el futuro). Si la víctima se confiesa débil, será despreciado. En el caso de los varones, lo verán como un marica, porque lo propio de los hombres es agredir o sufrir sin demostrarlo, en el caso contrario.
No hace falta ninguna provocación para gatillar una seguidilla de agresiones. A veces, las víctimas solo atinan a imaginar el futuro que les aguarda, como la repetición inacabable de las mismas humillaciones, por lo que prefieren morir, antes que continuar el calvario. Las tasas de suicidios juveniles han ido en aumento.
¿Quiénes agreden? No es necesario imaginarlos como monstruos precoces, como enfermos mentales. Los agresores surgen en cualquier parte. Si algo los hermana es falta de empatía. ¿Por qué habrían de ponerse en lugar del otro, cuando lo que están buscando es demostrar que nada los une? Si sus víctimas sufren, eso no pasa de confirmar la opinión que tenían: estaban destinados por el azar, por los genes, a su situación desventajosa. Ellos forman parte de un grupo intelectualmente superior (o ellos, como individuos, son superiores también a sus seguidores, que deben aceptar sin chistar su liderazgo) y a partir de esa convicción que no requiere ser apoyada por ninguna prueba, se creen con el derecho de imponer su voluntad a los agredidos.
Niños que todavía no hablan, demuestran su consumada habilidad para manipular a los adultos que los cuidan y obtener todo lo que quieren, mediante el llanto y las risas. ¿Cómo extrañarse que al llegar a la edad escolar, sean eximios manipuladores de sus pares? Observan y aprenden, sin sentirse atados por códigos morales. Cuando deciden destruir a uno de ellos, utilizan todo lo que disponen. Cuentan historias falsas de sus víctimas, les atribuyen palabras y actitudes que los desmerecen ante los adultos, los acusan de faltas que no cometieron, los toman por sorpresa y de las cuales no atinan defenderse. Hacen que otros miembros del grupo los ignoren o agredan, para no responsabilizarse ellos de lo que sucede.
¿Qué puede haber más destructivo, que obligar a alguien a hacer lo que no desea, incluso aquello que le produce asco y le hace perder todo respeto por sí mismo? Por ejemplo, comer basura o dejarse abusar sexualmente? Los niños lo saben desde temprano y no dudan en experimentarlo en el trato con sus pares. Mejor dicho, una actitud degradadora tan despreciable como la coacción, que no es rara entre los seres humanos adultos, comienza a ser aprendida en la infancia, en el curso de juegos de apariencia inocente, y pasa a ser aplicada durante el resto de la vida.
Cuando se trata de humillar a la víctima, suelen incluirse prácticas sexuales forzadas, que en la actualidad no solo son presenciadas y recordadas por los miembros del grupo, agresor, sino registradas por las cámaras de video que se encuentran incluidas en los teléfonos portátiles y difundidas a continuación por You Tube. De ese modo, una situación penosa, que pudo haber quedado circunscrita a pocas personas, logra una publicidad irreversible.
Algunos niños, los miembros del grupo de agresores, gozan de ciertos privilegios que ellos mismos se han atribuido, mientras que otros, como las víctimas, quedan fuera y son excluidos socialmente. Se espera que los discriminados sufran sin protestar, en algunos casos porque están convencidos de que no tienen derecho a reclamar, en otros porque saben que aun en el caso de reclamar, no serán escuchados.
bullying-se-reportanGolpear, patear, escupir, ensuciar, despojar de pertenencias y alimentos a los compañeros de estudio, son algunas de las actividades mediante las cuales los agresores juveniles esperan liquidar toda resistencia de parte de los agredidos. Intimidan para obtener la total obediencia.
Los agredidos temen no solo por su seguridad, sino también y sobre todo, por la de aquellos que los aman y pueden protegerlos. Cualquier situación que afecte a ese círculo, los afecta. En algunos casos, los agredidos quieren evitar que los suyos se involucren en sus preocupaciones, ante la posibilidad de que puedan sufrir agresiones físicas; en otros, no quieren ser despreciados por ellos, si llegan a enterarse de las debilidades y faltas en las que incurrieron, a veces por descuido (enviaron por internet direcciones, fotos de sí mismos desnudos o en poses eróticas, por ejemplo). Mediante una sucesión de amenazas bien dosificadas y la promesa de ponerle fin al bullying, los agresores obligan a sus víctimas a cometer faltas cada vez mayores e irreparables.

Nadie te puede hacer sentir inferior sin tu consentimiento. (Eleanor Roosevelt)

Anuncios

Acerca de oscar garaycochea

Dramaturgo, guionista de cine, libretista de TV, docente especializado en dramaturgia audiovisual, blogger empecinado en aprovechar lo que le queda de vida en comunicarse.
Esta entrada fue publicada en Abuso infantil, Bullying, Crueldad infantil y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿SER ACEPTADO O MARGINADO? HORIZONTES DEL BULLYING

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s